viernes, 27 de febrero de 2009

Baño de estrellas en el Pacífico

Hola de nuevo a tod@s, acabamos de regresar del departamento de León, hemos vistado la antigüa capital de la Revolución, la cuna del gran poeta Rubén Dario. En estos dos días el ritmo ha sido fulminante, pues visitamos la ciudad, la casa de R. Dario, el museo de torturas y leyendas, una asociación que trabaja con jóvenes en un barrio desfavorecido de León, etc. Esta urbe es de caracter occidental, similar a una ciudad andaluza, salvando las diferencias, por el trazado de sus calles, los turistas (aunque no lo parezca, si hay turismo en Nicaragua), el calor seco...








El día de ayer fue muy intenso para todos, para que os hagais una idea, aqui parace que los días son muy largos porque comenzamos a funcionar casi todos los días a las siete de la mañana, asi que cuando llegan las doce del mediodía parece que es por la tarde, pero por la cantidad de actividades que realizamos, además el almuerzo normalmente lo hacemos sobre la una y a las tres a más tardar estamos en función, seguimos con la tarea hasta cenar cerca de las siete de la tarde, ahh y sin siesta!!, y dependiendo del día realizamos charlas coloquios, trabajamos en nuestro proyecto, actualizamos el blog, pasamos fotos al ordenador, uff que cansancio sólo de pensarlo.



Lo mejor de ayer sin duda alguna, fue cuando llegamos a la playa de Poneloya a dormir y decidimos darnos un baño en la playa por la noche, la sorpresa fue que al bañarnos había una especie de estrellas de mar muy pequeñas que flotaban en el agua y brillaban como luciérnagas, quedándose pegadas en el cuerpo y marcaban los movimientos de todos en la oscuridad de la noche, icreible!!



El día de hoy fuimos a un manglar impresionante donde tuvimos la gran suerte de avistar desde una barca motora la fauna tropical como cocodrilos, iguanas, aves.. Después del baño en el Pacífico llegamos a cenar a una berbena popular en el municipio de Masaya dónde degustamos comida típica a la vez de ver un espectáculo de bailes populares de Nicaragua.




Para concluir este día me quedo con la conversación que acabo de tener con Cornelio, seguridad del centro de Ticuantèpe, hombre de campo que vino a ganarse la vida a la capital porque la situación dónde él vivia era muy precaría, a todo esto debo añadir que Don Cornelio lleva un rifle bastante grande como medida de seguridad el cúal ya no me sorprende después de obsevar la vida del pueblo nica.



Un abrazo y gracias.


4 comentarios:

  1. Joder q cantidad de amociones, q chulo lo de la estrella-luciernaga no? jeje. Y todo, todo lo que cuentas es espectacular, que pasada. me alegro muchísimo de todo lo que estáis viviendo y nosotros contigo, cuando llegues nos tienes que exponer un tipo diaporama y explicarnos todo, ya estoy deseando..jeje.
    Bueno gordito un abrazo enorme. tq

    ResponderEliminar
  2. Que bien cesarito to lo que nos cuentas y la fotos tan chulas que estas haciendo.Estamos disfrutando mucho con todo lo que escribes y todo lo que vemos en tus pedazo de fotos.

    Besosssssss

    ResponderEliminar
  3. José Miguel e Inma1 de marzo de 2009, 16:02

    Hello desde Callejón de la zorra 3ºC, más concretamente desde el cómodo sofá en el que estamos sentados bueno,acostados,en esta siesta de domingo preparándonos para ver una peli. Esperamos q te hayamos dado un poco de envidia nosotros a tí, ya q tú llevas dándolas desde q te fuiste. Un beso fuerte de José Miguel e Inma. Como compruebas por aquí todo estupendo esperamos q por allí tb, aunq con esos madrugones y sin siestas cd vengas ni te vamos a reconocer ya que vendrás muy cambiado por no estar acostumbrado jijiji. Hasta otro día.

    ResponderEliminar
  4. Qué envidión me estás dando (excepto en los madrugones que te pegas), que viaje más cojonudo, con parajes de ensueño y gente interesante, con reflexiones profundas y estrellas de mar luminiscentes, con sentimientos buenos que afloran y otros malos que se esconden, con olor a revolución y a puro, y con la convicción de que ya nada será lo mismo...
    Cómo me alegro güey, cuídate.

    ResponderEliminar